Olvidar lo que es el espacio, el tiempo y vivir; perder la noción de lo que es la noción de perder. Si un día hubo alegría de conocer, hoy canto con el dolor de no tener.

— Paulinho Moska en “Admiracão”

9th Junio, LunesReblog
los cerdos también tienen anorexia.

los cerdos también tienen anorexia.

20th Abril, DomingoReblog
Oliver tenía una teoría que llamaba “Amor, etcétera”: en otras palabras, el mundo se divide entre las personas para quienes el amor lo es todo y el resto de la vida un mero ‘etcétera’, y las personas que no valoran el amor demasiado y para las que la parte más interesante de la vida es el ‘etcétera’.

— Julian Barnes en Amor, etcétera.

16th Abril, MiércolesReblog
La ansiedad es el mayor asesino del amor. Crea las fallas. Hace que los demás se sientan como si un hombre ahogado intentase aferrarse a ti: quieres salvarlo, pero sabes que te terminará estrangulando con su pánico.

— Anaïs Nin. 

10th Abril, JuevesReblog
Cómo es morir de soledad

Morir de soledad es llegar a tu lugar y aun así sentirlo ajeno. Comer y aun así tener hambre; Pensar en que mañana algo interesante pasará, pero no pasa.

Es defraudarte tantas veces que ni rabia ni pena queda.

Es −mientras días, semanas y meses avanzan− aprender el tiempo de memoria y darle una rutina a los pensamientos.

Saber que pasada medianoche hay que servirle el té a los fantasmas.

Es derrotarse ante la madrugada, apagar las luces y exhalar la última bocanada del cigarro. Desnudarse a tientas, cerrar las cortinas y recordar qué cosas se harían si el desgraciado desahucio habitase otro corazón.

Antes de dormir; antes de ahogar a la conciencia con el certero estrangulamiento que proporciona el sueño, se busca a los culpables: El chivo expiatorio que toda pena utiliza en su leitmotiv.

Y como el peor estudiante de la clase, nunca aprendes, aunque te lo repitan cada noche mientras apoyas la cabeza en tu almohada, que la soledad no tiene verdugos porque ella hace de tal contigo.

Sientes el vértigo y que la cama en la que yaces no es capaz de contener tu cuerpo exhausto de sí.

Entonces agradeces que el día sólo tenga veinticuatro horas y ni un minuto más. Suspiras. Cierras los ojos y la muerte te comienza a acariciar. Sueñas la soledad que te quitará la vida al despertar: tú, sin rostro ni identidad.

25th Febrero, MartesReblog
Del porqué nos gustan los objetos distantes

Los objetos distantes nos gustan, porque, en primer lugar, implican una idea de espacio y magnitud, y porque al no interferir en la mirada su excesiva proximidad, les revestimos con los indistintos e inmateriales colores de la imaginación. Al contemplar las brumosas cimas de las montañas que dibujan el horizonte, la mente parece tomar conciencia de todos los objetos e intereses concebibles que hay entremedio; imaginamos toda clase de aventuras en el intertanto; forzamos nuestras esperanzas y deseos para alcanzar la brisa del aire, o para “divisar nuevas tierras, ríos y montañas”, extendiéndolas mucho más allá: nuestros sentimientos, ya libres de sí mismos, se despojan de su tosquedad y su blindaje, volviéndose más fluidos, se expanden, se funden en la suavidad y brillo de la belleza, para luego convertirse en una región etérea, teñida de cielo. Bebemos el aire que tenemos delante y tomamos prestada una existencia más refinada de los objetos suspendidos al borde de la nada. Cuando el paisaje se desdibuja en el entorno oscurecido, llenamos el espacio tenue e invisible con formas de bondad desconocida y teñimos la confusa perspectiva con esperanzas, deseos, y con los temores más fascinantes.

Leer más

17th Febrero, LunesReblog
Tristeza não tem fim, felicidade sim.

— Vinicius de Moraes.

14th Febrero, ViernesReblog
Las distancias de tiempo tienen casi el mismo efecto que las distancias de lugar. No es sorprendente que los colores de la fantasía provean a nuestras perspectivas de futuro y pensemos que sea algo bueno, cuando incluso esto eclipsa las formas de la memoria. El tiempo saca el aguijón del dolor, nuestros sufrimientos después de cierto periodo han sido tan cargados de pensamientos y pasión, que se les “desmolda su esencia”, y todo lo que queda de nuestras impresiones originales es lo que desearíamos que hayan sido. No sólo las desconocidas pendientes que nos anteceden, sino que también una grosera y horrible masa de experiencias pasadas, actualmente resumen el poder de la decepción ante la mirada: la nube dorada pronto descansará sobre sus cabezas, y la luz violeta de la fantasía vestirá sus lados más áridos. Entonces seguimos, mientras ambos extremos de nuestra existencia tocan el cielo. Hay (por así decirlo) “una poderosa corriente de tendencia” hacia el bien en la mente humana, en donde todos los objetos flotan juntos imperceptiblemente; y aunque en el viaje de la vida nos encontramos con fuertes rechazos, con rocas y arenas movedizas, aún hay “una marea en los asuntos de los hombres”, una agitada y una inquieta aspiración del alma, por medio de la cual, “con las velas y aparejos rotos”, los restos y dispersados fragmentos de todo nuestro ser quedan a la deriva en el puerto y refugio de nuestros deseos. En todo lo que se refiere a los afectos, ponemos la voluntad al servicio de la acción, eliminando instantáneamente la presión de las circunstancias no deseadas. La mente retrocede ante su espera, recupera su elasticidad y se re-une a sí misma en la imagen del bien, que no es sino reflejo y configuración de su propia naturaleza. Visto a la distancia, en la larga perspectiva de años decadentes, los incidentes más mezquinos, amplificados y enriquecidos por un sinnúmero de recuerdos, se vuelven interesantes; el más doloroso, roto y amortiguado por el tiempo, se alivia.

— William Hazlitt en “Del porqué nos gustan los objetos distantes”. 

13th Febrero, JuevesReblog
Él, Ella, Otro y Alguien

Él sufre por Ella, que ya se fue. Ella ríe y disfruta, hace tiempo ya, con Otro. Él intenta no pensar en aquello buscando a Alguien. Pero Alguien se escabulle y Él queda solo, queriendo ser Otro para matar a Ella.

12th Febrero, MiércolesReblog
Interrogantes primero, exclamaciones después.
12th Febrero, MiércolesReblog